vferrer.net

Historia y Modelismo Ferroviario

REGRESO A LA INFANCIA FERROVIARIA

Publicado: 26/08/2010 por Vicent Ferrer; archivado en: Modelismo

REGRESO A LA INFANCIA FERROVIARIA

A todos los amigos del ferrocarril de Godella

El pasado día 21 sábado de agosto, fui invitado a la inauguración de una maqueta en escala O de Payá junto con una muestra de diferentes maquetas y escalas en construcción, en la localidad de Godella.

Realmente rara vez se tiene la ocasión de contemplar una instalación de esta escala, y menos aún de esta mítica marca comercial, de la que únicamente podemos ver instalaciones de este tipo en los desaparecidos catálogos de la marca, por lo que poder gozar in situ de estos trenes, sus ruidos y sus olores fue toda una vuelta a la infancia.

La citada maqueta que tiene unos 18 metros de longitud por unos 2 metros de anchura da buena idea del conjunto y todo lo que lo conforma, siendo obra de dos miembros de esta AAFG, Joaquín de la Mata y Javier Golf. Correspondiendo el diseño y construcción de la estación Término a Joaquín, el diseño del circuito grande a Javier y la decoración de esta parte a ambos. Estamos pues ante una estación término con sus correspondientes vías para viajeros y mercancías, sus señales semafóricas (funcionales de la época), sus edificios, sus farolas, sus viajeros y como no sus impagables trenes. Toda una experiencia de color y sonido para la persona que observa el ir y venir incansable de estos trenes.

El recorrido es básicamente un gran óvalo de vía doble con dos estaciones de paso opuestas, y de la que de una de ellas nace un pequeño ramal que por medio de un puente atraviesa un río para dar acceso a un sector industrial y que permite la realización de interesantes maniobras.

La decoración hace también honor a la época, así la presencia de serrines, musgos de Islandia, árboles, corchos, cristal imitando agua y demás, junto con unas interesantes realizaciones de edificios civiles e industriales rematan tan interesante muestra modelística.

Desde el punto de vista técnico son dos circuitos paralelos debidamente unidos por medio de sus correspondientes cambios, que, al alimentar por la punta, se convierten en verdaderos aislantes de las vías a las que no dan servicio, eliminando o reduciendo la presencia de interruptores. Al circular los trenes por la derecha el autor del proyecto ha dispuesto los cambios de tal modo que para acceder de uno a otro circuito se ha de realizar “par refoulement” (retroceso) según terminología de la época, estando protegidas las vías principales por sendas señales luminosas. Igualmente el accionamiento de un paso a nivel por medio de un circuito de vía, con descenso progresivo de las barreras incluía una nota de “modernidad” en la instalación.

Pero lo que realmente llama la atención es el colorido y forma del material remolcado y motor. Para el remolque de estos trenes se contó con cuatro locomotoras 120 debidamente emparejadas en doble tracción, habiendo procurado ponerlas de tal forma que tuvieran un funcionamiento lo más similar posible a los efectos de la tracción requerida. Una composición de coches de viajeros de bogies, y otra de vagones de mercancías conformaban el material en circulación, y si bien por el circuito exterior rodó alguna que otra Stª Fé con sus coches, pero el peso de la muestra recayó en el citado material que en ningún momento desfalleció en su cometido.

Estos trenes cincuentones y aún más, tienen una mecánica a prueba de bombas si bien requieren de unos mínimos cuidados. Así, es preferible utilizar una grasa suave para los engranajes que aceite, pues este a las pocas vueltas desaparece. Igualmente se impone una revisión y galgado de los ejes de los vagones y coches que redundará en un mejor y más fiable funcionamiento.

Una prueba de la fiabilidad de este material fue que todos los equipos de tracción (transformadores, y elevadores / reductores de 125 Volt.) eran originales y estuvieron trabajando de forma incansable y altamente fiable durante toda la muestra.

Entre el material que tuve el gusto de ver además de una serie de locomotoras y vagones de Paya como ya he dicho, había una locomotora Hornby (Inglaterra) construida en 1926, y por ello el vehículo más antiguo expuesto, una locomotora Distler, Austria 1948, de rodaje 130, coches Marklin y un valioso furgón MZA de MANAMO. Iguamente puede ver la circulación de una locomotora Lionel en solitario.

Como pieza curiosa cabe destacar la presencia de una composición realizada de forma expresa por Paya que reproduce el tren Limón Express.

Estas tres imágenes del año 2007 nos muestran la primera exposición de los AF de Godella con trenes a la escala

Características técnicas e historia de la maqueta O

“La presente maqueta nació como consecuencia de una exposición celebrada el año 2007 en los locales de la casa de la Juventud de Godella donde se instaló un circuito de escala O, de unos 10 metros de longitud, siguiendo el tradicional método de esta escala, es decir, una instalación sin decorado, con la diferencia de que en vez de en el suelo, como era de rigor allá en los últimos años del siglo XIX y medio siglo XX, se utilizó una amplia mesa.

Esta muestra a la que tuve el placer de asistir fue un éxito que se plasmó en el interés que el propio alcalde de Godella manifestó: me gusta esto, quiero que se repita más veces.

El Presidente de la Asociación, Juan Antº Brunchú, le explicó que la Asociación no trabajaba esta escala, y que se trataba de una colección privada. El espacio que requería una maqueta de escala O era muy superior a la que permitía albergar la modesta sede de la AFG.
El alcalde no se dejó vencer por estas dificultades. La escala O le había impresionado… y en junio de 2009 dota a la AFG de un gran local donde poder trabajar en una maqueta en escala O para la exhibición al público en las fiestas patronales. Se trata del antiguo mercado municipal, hoy día en desuso.

Su construcción

No existe, desgraciadamente, una maqueta grande en escala O en España visitable por el gran público. Algún coleccionista privado posee alguna, también sabemos de la existencia de una maqueta en esta escala en la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Barcelona, pero es evidente el desinterés, ya que ni siquiera aparece en su página web.

Esto es una pena. La escala O es el origen del miniaturismo ferroviario en España, y sin embargo queda relegada a los museos. Algo que no se comprende bien del todo, habida cuenta que en las subastas y anticuarios los trenes de la escala O alcanzan precios desorbitantes, multiplicando varias veces los precios pagados por material de cualquier otra escala.

Para la decoración se han utilizado materiales muy económicos, tales como papel, cartón, escayola, aserrín, colorantes… pero sin renunciar, por ello, a intentar hacerlo bien. Todo un pueblo ha sido construido utilizando cartón… e imaginación.

La maqueta consta de dos partes diferenciadas, una es un circuito de vía doble con dos estaciones dotadas con vía de apartado y un ramal industrial. Este circuito mide algo más de 11 metros por 1,90 de anchura. Tiene un río cruzado por dos puentes, uno para el tráfico ferroviario y otro de carretera, una factoría con su ramal ferroviario y dos pasos a nivel. Este circuito fue diseñado por Javier Golf. La segunda parte es una estación término de siete vías de estacionamiento, que sirve para exhibir el material móvil y como intercambiador de material para el circuito de “plena vía”. Esta parte mide unos cinco metros de longitud por 1,50 de anchura y fue diseñada por Joaquín de la Mata. La longitud total es de 16,65 metros.

La maqueta, a pesar de todos los intentos de economía posibles, engulle más de 75 metros de vía recta, 10 metros de vía curva y 22 agujas, todo material antiguo y de precio elevado. La vía es la tradicional vía de hojalata con tres carriles, de las firmas Payá, Karl Bub, Rico, Marx y Lionel (1). Las agujas son Payá, con algún ejemplar de JEP, Rico y Hornby. Puede albergar hasta diez trenes completos, dos circulando por la vía general y ocho estacionados, a la vez que una maniobra puede trabajar en el ramal industrial.
(1) El aficionado experto habrá visto la existencia de marcas míticas del modelismo ferroviario de los años 30 a 60

La muestra

Joaquin De la Mata colecciona exclusivamente material Payá, mientras que Javier Golf colecciona escala O, con independencia de la marca. No obstante, para el evento se ha decidido poner en línea solo locomotoras de vapor propulsadas por 20 v de corriente alterna, dejando las innumerables y excelentes locomotoras de cuerda para otra ocasión, así como algunas locomotoras de vapor vivo. Al no instalar catenaria, tampoco circularán locomotoras de tracción eléctrica.
Por todo ello, se baraja la utilización de tres locomotoras 131 “Santa Fé” de Payá, cuatro o cinco locomotoras 120 de Payá, una locomotora 130 de Ditmar y una locomotora 221 de Hornby, además de un autovía Payá. Estas 10 locomotoras de vapor arrastrarán vagones de dos ejes Payá, Märklin, Merkur y Rico, vagones de bogies Payá, un tren de socorro formado por material Payá, y al menos tres trenes de viajeros, formados por coches y furgones Payá, Hornby, Bing, Leeds y Märklin”
* Texto: Javier Golf alojado en la web Amigos del Ferrocarril de Godella.

CONCLUSIÓN FINAL

En la actualidad la gran masa de aficionados da la espalda a los trenes a escala O, en la llamada Tin-plate (hoja de lata), por el desconocimiento del material, la antigüedad de las piezas, la dificultad en encontrarlas, la necesidad de un gran espacio permanente para tener estos montajes, las marcas (JEP, Bing, Lionel, Manamo, Payá , Rico, etc..) pueden sonarle a chino a más de uno, cuando en realidad son el origen de los trenes actuales, pero no es menos cierto que, el llamado O actual con sus grandes marcas que trabajan con unos niveles de detalle y acabado realmente extraordinario también resulten unas desconocidas del gran público. Lo que no hace sino reafirmarme en mi convencimiento del gran desconocimiento que resulta tener el aficionado al ferrocarril en miniatura para muchos que se dicen y son aficionados.
Esperemos que con muestras como esta, ésta importante faceta del maravilloso e infinito mundo del miniaturismo ferroviario se contagie la afición por estos trenes. Finalmente y como conclusión quiero utilizar las palabras de Javier Golf que reproducen perfectamente el espíritu de un aficionado a estos trenes:

“Lo cierto es que para el público en general -hablamos de los que no están especialmente aficionados al tren miniatura- la visión de estos grandes trenes metálicos y en muchos casos muy antiguos despierta más interés que las tradicionales escala H0 y N. El público no especializado no entiende los sofisticados automatismos digitales ni los complicados dibujos que forman los haces de desvíos en las grandes maquetas de HO y N actuales, ni la fidelidad en la reproducción de todos los detalles de las locomotoras y coches respecto al modelo real: la visión de las grandes Santa Fé en escala O de Payá y el estruendo que emiten al correr por las vías los pesados trenes metálicos representan una bocanada de aire fresco para el profano… un aire que en realidad tiene más de ciento cincuenta años, pero que habían olvidado.”

Quiero agradecer a Joaquín de la Mata la deferencia hacia mi tenida, que me permitió estar al mando de la tracción y de la explotación de sus trenes durante un periodo de tiempo, en el que tuve la sensación de haber regresado a mi infancia ferroviaria con todas sus sensaciones.

Gracias por dejarme “jugar”

Dénia l’estiu de 2010

MISCELÁNEA FOTOGRÁFICA

Compárese esta foto con las de la muestra inicial. La presencia de los andenes, las farolas, el balasto, viajeros y demás nos indican que estamos ante una verdadera estación Término

La vista de la playa de vías resulta espectacular desde cualquier punto de vista

Entre las piezas que puede ver,  se ve al fondo a la izquierda un furgón de Manamo, parte de un tren “autovia” especial de Payá, una composición del mítico Limón Express de Paya, y una jovencita Hornby del año 1926, acompañada por unas cuantas Payá

Como si desde el segundo piso nos encontráramos, esta seria la visión de un viajero de la playa de vías de la estación término

Los viejos edificios de chapa (se decía que eran desmontables como el Meccano) resultan encantadores por su colorido y diseño, aqui vemos un edificio (estación) realizando la función de edificio complementario en la sección de mercancías

Durante toda la mañana la presencia de gente fue una constante, y espero que el Ayuntamiento de Godella que tanto se ha implicado continúe con su apoyo a este grupo de aficionados

CIRCUITO

La estación Término, empieza o acaba (según sentido) en la aguja que vemos en la parte inferior de la foto, desde la que se bifurca en sendos brazos para acceder al circuito principal que vemos a continuación.

Esta imagen nos muestra la parte extrema del circuito (quién diría que tiene casi 18 metros) que van a recorrer nuestros trenes

Vista del trazado desde la estación Término podemos ver las dos vías principales, la vía de estacionamiento o rebase, y la vía de intercambio de mercancías

Vista de la segunda estación en la que observamos la vía de estacionamiento desde la cual nace un ramal industrial que puede dar lugar a interesantes maniobras

VARIOS Y MATERIAL MOTOR

Payá ya incorporaba la alimentación por la punta en sus cambios, con lo que conseguía una gran facilidad para aislar las vías unas de otras. Los semáforos son fucionales y actúan sobre los trenes

Los edificios son una verdadera muestra de ingenio ante la falta de numerario, no obstante tienen un desenfadado aire nuestro que los hace muy interesantes

El paso a nivel con su circuito de ocupación de vía incorporaba la clásica nota de modernidad en este tipo de instalaciones

El grueso de la caballería dispuesto para entrar en acción cuando lo precise el servicio de expotación

Esta pieza de Paya es de construcción única, dado que la comercial solo tenía tres cuerpos. Realmente su tamaño y colorido no dejaba a nadie indiferente

TRENES EN LINEA

Una doble a punto de cruzar el paso a nivel que ya se encuentra cerrado

Otra doble de 120T abandona la estación al frente de un correo, vemos una de las diagonales de acceso

La jocencita Hornby con su luz frontal (todo un lujo para su tiempo) al frente de la rama del Limón Express de Payá

La sensación de velocidad casi llega a ser real

La mítica Stª Fé de Paya al frente de un correo formado según los más puros cánones de la época. Toda una proeza del material de Payá

Otro correo-omnibús cruzando las instalaciones de la segunda estación

Estas tomas fotográficas bajas permiten acentuar la sensación de realidad y nos hacen ver las irregularidades de la vía al igual que en la realidad. El puente y todo el conjunto de la decoración con su toque “kitch” resulta sencillamente delicioso

Tren pasando en dirección a la estación Término donde en breve rendirá viaje, y nosotros también

Related Posts